Salud

El cariño es bueno para tu salud

Pin
Send
Share
Send
Send


Cuando un conflicto interpersonal oscurece nuestro día, un simple abrazo podría ser suficiente para disminuir nuestra irritación y hacernos sentir mejor. Esta marca de ternura, ya sea de un cónyuge, un miembro de la familia o un amigo, aumenta nuestras emociones positivas. Estas son las conclusiones de los investigadores que han estudiado los efectos sobre el estado de ánimo, especialmente cuando se experimenta una discusión o una disputa con alguien el mismo día. Según ellos, los abrazos disminuyen el estrés psicológico del conflicto, porque nos dan la sensación de que las personas
están ahí para nosotros y nos apoyarán cuando sea necesario. Nos tranquilizan.

Vea también: El placer de cambiar los hábitos de uno mismo, sí, ¡de verdad!

Pin
Send
Share
Send
Send